Cuando el sistema electrónico de estabilidad detecta que se puede perder el control, actúa para evitarlo. Con ESP, el sistema frena la rueda trasera izquierda para facilitar el giro. Sin ESP, el exceso de velocidad impide que el coche siga la trayectoria curva marcada con la dirección.

como-actua-el-esp-detalle